Estimados padres de familia en nuestros días vivimos interconectados, atentos de nuestros dispositivos electrónicos, revisando las publicaciones y comentarios que nuestros familiares, amigos y conocidos realizan en las distintas redes sociales. Esta actividad la llevan a cabo por igual niños y adultos, sin embargo son estos últimos quiénes están destinando gran cantidad de horas a navegar, número de horas mayor que el dedicado a las tareas y deberes cotidianos, inclusive restando horas al sueño y al descanso. Son nuestros niños un sector vulnerable a la manipulación y uso indebido de las redes, toda vez que pueden subir información personal, acceder a sitios no apropiados para su edad o ser presa de grupos que los induzcan a realizar acciones que atenten contra su integridad personal o su vida.

                 

El día de hoy les invitamos a acompañar y supervisar el uso que sus hijos le dan a su redes, instruyámoslos en la importancia de relacionarse solo con personas conocidas, en no proporcionar información sobre su ubicación, hábitos y horarios y sobre todo revisen las publicaciones que realizan, sean mensajes o fotografías. Permanezcan atentos al lenguaje y forma de relacionarse de sus hijos con sus compañeros y amigos. Comenten con ellos las noticias relevantes en torno a este tema y haga que conozcan su postura en torno a ello, pregunte si tienen dudas. Manténganse atentos a cualquier cambio en la conducta de sus hijos y cuestiónelos sobre la causa, ya que podrían ser víctimas de acoso cibernético.

                 

No podemos sustraer a nuestros hijos del contexto socio cultural en que se desenvuelven, lo que sí podemos realizar es educarlos para que hagan un uso adecuado de la tecnología, supervisar sus horarios y estar atentos a sus necesidades. Recuerden que ustedes son los primeros educadores y ejemplo de vida para sus hijos.